Museo de Arte Prehispánico Rufino Tamayo, Oaxaca, México.
Diplomado de Formación de Guías de Turistas Generales.
Instituto Politécnico Nacional, Escuela Superior de Turismo.
 
Mis Enlaces
Museo de Arte Prehispánico Rufino Tamayo, Oaxaca, México.
Mis Productos

Esta es una zona editable donde puedes escribir el texto que quieras, cambiar el color de la letra, su tamaño y su tipografía. Escribe aquí lo que quieras. Esta es una zona editable donde puedes escribir el texto que quieras, cambiar el color de la letra, su tamaño y su tipografía. Escribe aquí lo que quieras.
imagen
Extracto de la tesina: “APLICACIÓN DE LOS COLORANTES NATURALES EN LOS TEXTILES DE TEOTITLÁN DEL VALLE, OAXACA, MÉXICO; Y SU RELACIÓN CON EL TURISMO”
Capítulo 2.

Museo de Arte Prehispánico Rufino Tamayo
El museo en estudio, esta dedicado al arte prehispánico que se desarrolló a través de los siglos en México. Dicho recinto comprende obras, artículos y objetos de las culturas del litoral del Golfo tales como los olmecas, totonacas y huastecos, en el Pacífico como el estado de Michoacán, Jalisco, Colima, Nayarit, del mismo modo comprende aquellos grupos del occidente de México como los del Altiplano, teotihuacanos, toltecas y aztecas; también se exhiben aquellos pertenecientes al sur como los zapotecas y mixtecos, finalmente se presentan artículos del sureste de México pertenecientes a los mayas.

Como información para el visitante, el museo tiene un horario de lunes a sábado de 10 a 14 hrs. y de 16 a 19 hrs. los domingos de 10 a 15 hrs. permaneciendo cerrado el día martes. Como en casi todos los museos públicos de México, se ofrecen descuentos a menores de edad, estudiantes y profesores como apoyo.

A continuación se presenta información del Museo de Arte Prehispánico Rufino Tamayo, tomando como referencia el marco teórico del capítulo anterior.

Historia del museo de arte prehispánico “Rufino Tamayo”
En el siglo XVIII se construyó la casa que hoy alberga el museo en estudio. En esta propiedad vivió el Delegado del Comisario General de la Bula de la Santa Cruzada (Una bula es un documento sellado sobre asuntos políticos o religiosos en cuyo caso, si está autentificada con el sello papal, recibe el nombre de bula papal o bula pontificia. Véase sitio web www.wikipidia.org); y era famoso porque anunciaba desde el balcón las bulas que llegaban desde Roma.

Dicho inmueble pasó a ser propiedad del H. Ayuntamiento por la Ley de Nacionalización de Bienes (1856) y fue en ese entonces que el lugar se convirtió en un colegio de niñas denominado “Amiga Nacional” pero tiempo después se alojó brevemente un colegio de varones. En el año de 1903 se instalaron los motores de la Compañía de Luz Eléctrica que surtía de luz a la ciudad de Oaxaca.

Entre 1910 y 1912 se estableció un cuartel perteneciente a los generales Pedro León y Luís Jiménez Figueroa. Para el año de 1920 el inmueble cambió de nombre a la de “Casa del Papelero” esto porque ahí se establecieron los voceadores de periódicos de la ciudad. Al final de esta década, la casa fue abandonada por lo que los techos se cayeron y fue necesaria su reconstrucción casi total en la siguiente década.

Una vez reconstruida entre 1930 a 1971, el gobernador de Oaxaca Francisco López Cortés decidió que se estableciera ahí el archivo del estado. A partir de 1971, se tomó la decisión unánime de establecer en ese lugar el Museo Rufino Tamayo; para tal efecto el gobierno cedió la propiedad al pintor oaxaqueño del mismo nombre. El 29 de enero de 1974 se inauguró dicho recinto tal y como se encuentra ahora. Los trabajos de remodelación estuvieron a cargo del propio pintor y del distinguido museógrafo Fernando Gamboa.


En la ilustración anterior, se muestra la fachada principal del museo la cual esta hecha de cantera verde y da la apariencia de tener 2 pisos, con un rodapié (enrejado que se pone para que no se vean los piés) del mismo material donde predominan los macizos sobre el vano (hueco que interrumpe la pared), 3 de estos últimos tienen como protección una reja de hierro forjado decorada. El frontispicio (parte central de la fachada) tiene un gran portón de madera con chapetones, en el centro del dintel de la puerta están las siglas JHS (Es un monograma del siglo III que significa Jesús Hostia Santa. Es muy común encontrarlos en las construcciones civiles de la ciudad de Oaxaca) y encima de éste hay una cornisa en alto relieve que sirve de base para el balcón.

En los últimos meses, la fachada del edificio al igual que la de otros edificios históricos de la ciudad, fue víctima de actos vandálicos siendo pintada por grupos radicales del movimiento político-social de los pasados meses.

Como se puede apreciar en la ilustración anterior, en el patio interior se encuentra una fuente de piedra con cuatro estatuas de leones y al centro el surtidor de agua tiene una forma de flor. Este espacio esta rodeado de tres corredores y una jardinera que funciona a su vez como banca; el techo está sostenido por pilares de cantera y vigas de madera, cabe destacar que en esta decoración se trato de preservar la arquitectura original de la casa.

Conformación de la colección
Actualmente este recinto cuenta con 5 salas de exhibición y alberga aproximadamente 1059 piezas arqueológicas, entre las que se encuentran exhibidas y las no exhibidas. Cada una de las salas está pintada con diferentes colores según el criterio artístico de Tamayo.

Según los datos recabados por la administración del propio museo, las colecciones no se encuentran ordenadas según su cultura, más bien se ha optado clasificarlas y ubicarlas en las diferentes salas según su cronología en el tiempo pero sin una rigidez absoluta (Actualmente es posible reconocer el periodo al que pertenecen las obras prehispánicas, ya que existen ciertos patrones, también existe la prueba del carbono 14 para conocer casi con exactitud la antigüedad del objeto estudiado). Cabe destacar que el museo se planeó y construyó con el apoyo de expertos en el tema y aplicando principios de museografía y museología.

Uno de los propósitos expresados por Rufino Tamayo para donarse colección, fue evitar el tráfico ilegal y la exportación de la misma, al mismo tiempo y compartir este legado con los oaxaqueños y el público en general.

Algunas piezas de la colección carecen de información que permita establecer el periodo, cultura y procedencia al que pertenecen, por lo que se toma la iniciativa de describirlos como n/d (no dice). De ninguna manera esta investigación pretende aclarar estos datos, ya que corresponde a personal ampliamente capacitado y experimentado para el cálculo de los mismos.

imagen